Gestión financiera y desigualdad de género

fotomoney

¿Cuantas personas tienen cultura financiera? No lo sé, pero sí se que hoy en día la educación financiera se ha convertido en una necesidad. En una sociedad cuyo sistema está basado en el consumo, en la que prácticamente todo tiene un precio, resulta fundamental tener unos conocimientos y una experiencia acerca de cómo podemos y, debemos, administrar nuestro capital.

Es evidente que la mayoría de personas no quieren tener problemas económicos. De hecho, es todo lo contrario, consideran que cuanta más libertad financiera puedan conseguir menos preocupaciones tendrán y más independencia conseguirán. No obstante, en la escuela no te educan financieramente. Grave error. Puede que tengas suerte y te eduquen en el ámbito familiar pero, por lo general, seguirá habiendo muchos jóvenes que consumirán sin saber gestionar su dinero.

La cultura financiera debe formar parte de nuestra educación, ¿Cómo planifico mis finanzas? ¿Cómo gestiono el patrimonio que tengo? ¿Cómo elaboro un presupuesto? ¿Que es un activo y un pasivo? ¿Cuanto dinero debo guardar en el fondo de emergencia? Estas y otras preguntas nos surgirán a todos.

Si al principio del artículo me surge la pregunta acerca de cuantas personas conocen bien el mundo de las finanzas personales, lo siguiente que me planteo es ¿y en concreto, cuantas mujeres tienen cultura financiera?

Actualmente, cada vez hay más mujeres que trabajan para poder tener su propio dinero, poder gestionarlo como ellas consideren mejor haciéndose cargo de su riqueza, escogiendo una vida en la que sean libres e independientes económicamente de cualquier otra persona. Sin embargo, el coste de la vida es cada más elevado y el salario cada vez más bajo -y para las mujeres aún más-. La última Encuesta de Estructura Nacional que ha publicado el INE (Instituto Nacional de Estadística) cifra la brecha salarial entre hombres y mujeres en el 13,3%. Otros estudios, como el de la OIT, la eleva hasta el 17%, o hasta el 24% en el caso de un informe de UGT con datos del INE. Según el informe realizado por la UGT: La igualdad salarial, un objetivo pendiente, de los casi dos millones de trabajadores españoles que cobran como máximo 645 euros brutos mensuales un 67% son mujeres. No quiero entrar en analizar cuáles son todos los factores que subyacen a estas circunstancias pero sí me gustaría resaltar dos causas que me sirven para remarcar la importancia de la educación financiera de las mujeres.

La primera de ellas constituye uno de los mayores impedimentos que tienen las mujeres -por supuesto también es impedimento para el género masculino pero en menor medida-, el tiempo. Es patente la dificultad que plantea conciliar el hecho de ser madre y criar una familia con las obligaciones laborales, de hecho, es muy común que muchas mujeres dejen sus trabajos para dedicarse por completo a las responsabilidades de criar a un hijo o, si más no, que decidan optar por una jornada parcial para así poder tener tiempo para sus obligaciones familiares.

A esto debemos sumarle -y esta es la segunda causa- el hecho de que las mujeres solo podemos ascender hasta cierto punto en el escalafón corporativo. Debido a la existente desigualdad entre hombres y mujeres que ha habido siempre en el mercado de trabajo a una mujer normalmente se la limita en cuanto a la cantidad de ingresos que puede generar.

Los estudios demuestran que mujeres con la misma educación y experiencia que sus contrapartes masculinas reciben menos dinero que ellos.

Porque vivimos en dicho contexto es que la educación financiera deviene un asunto de mayor relevancia para nosotras, animaros a conocer y aprender más sobre el mundo de las finanzas personales, así podréis ser completamente dueñas de vuestro dinero y de vuestras vidas.

Autora: Elisabet Rosselló, abogada.